Mejora tu proceso de selección y clima laboral con Design Thinking


Sabemos que estás en permanente búsqueda de métodos para optimizar tu gestión de Recursos Humanos. Esto es particularmente necesario en temas como el tiempo en que se cumplen ciertas tareas y procesos de tu área y la necesaria automatización de algunas funciones. 

Sabemos la carga que supone manejar los procesos de gestión humana y los de reclutamiento y selección de personal. Sabemos que tu equipo tiene mucho en sus manos y que la Transformación Digital se presenta como una solución para la carga operativa.

Por ello, queremos hablarte del Design Thinking. Su implementación supone diseñar soluciones innovadoras y un proceso ágil, lo que te permitirá mejorar tu gestión integralmente.

¿Qué es Design Thinking?

Es un método ágil para generar ideas innovadoras a partir de comprender y solucionar las necesidades reales de un determinado grupo de personas. El origen de este procedimiento es la forma en que trabajan los diseñadores de productos. Puede entenderse también como "la forma en la que piensan los diseñadores".

En vista de que precisamente sirve para innovar, se puede aplicar esta metodología a cualquier área, desde el desarrollo de productos o servicios, hasta la mejora de procesos específicos, como los de Clima laboral y Marca Empleadora dentro de tu gestión de Recursos Humanos. 

Esta disciplina es una forma de aprender a través de una acción creativa directa. Además, busca evitar los elevados costos que otros métodos tradicionales suponen. En ellos, si algo sale mal o fuera del plan, puede no haber forma de corregirlo, o hacerlo demandaría recursos adicionales. En este caso, el método pondera la flexibilidad en el prototipado y la iteración.

¿Cómo se realiza un proceso de Design Thinking?

El proceso consta de 5 fases no lineales. Es decir, en cualquier momento se podría ir hacia atrás o hacia delante si se considera oportuno. Incluso se puede saltar entre etapas no consecutivas.

proceso-seleccion-clima-laboral-design-thinking-4

¿Cómo ayuda el Design Thinking en la gestión de Recursos Humanos?

Las tareas del área de Recursos Humanos se orientan hacia la comprensión de las necesidades de los colaboradores. Por este motivo, una metodología que pone en el centro a las personas para mejorar sus experiencias resulta ideal.

Gestión de Talento Humano

Es evidente que la gestión de Recursos Humanos debe rediseñar la experiencia del colaborador en atención a las nuevas tecnologías que se han incorporado. Debe comprender la manera en que los colaboradores utilizan estas, de modo que se maximice el retorno de inversión para la compañía a través de una mejor experiencia del colaborador.

kpi-clima-laboral

Bajo el Design Thinking, puedes desarrollar las siguientes acciones:

  1. Innovar desde la necesidad de los colaboradores. Toma en cuenta el Employee Experience (Experiencia del colaborador).
  2. Situar a la persona en el centro, no solo como empleado.
  3. Diseñar un programa de Recursos Humanos que busque una cultura organizacional ejemplar y un buen clima laboral.
  4. Buscar un enfoque creativo y multidisciplinario, en vista de que las nuevas formas de pensamiento necesitan nuevas maneras de creación.
  5. Fortalecer el vínculo emocional de los colaboradores hacia la organización. Lo que repercutirá, a través de tu Marca Empleadora (Employer Branding), también en tus candidatos.
  6. Diseñar mejores modelos de relación entre los colaboradores y los directivos.
  7. Apostar por la flexibilidad entre la vida laboral y personal.
  8. Estudiar el comportamiento y adelantarse a las necesidades de los colaboradores.
  9. Buscar la verdadera motivación de los colaboradores: la productividad depende de que esta se mantenga viva.

Reclutamiento y selección

proceso-seleccion-clima-laboral-design-thinking-3

En cuanto al reclutamiento y selección de personal, la aplicación de este método permite centrarse en la experiencia del candidato y sus expectativas. Los candidatos buscan un proceso agradable que no los cargue de estrés. Ellos buscan que se les brinde algún aprendizaje, así como comunicaciones claras y permanentes sobre el estado de su postulación. 

El Design Thinking, en su fase de ideación, brindaría alcances para optimizar este proceso. Estas nuevas ideas, estarían orientadas hacia soluciones digitales y automatizadas por el ahorro de tiempo y la flexibilidad que lo caracterizan.

La aplicación del método permitiría crear prototipos o combinaciones particulares, de modo que puedan probarse con los diversos tipos de talento que busca la empresa. Así, la utilización del Design Thinking potenciaría notablemente la Marca Empleadora.

En vista de que el enfoque de este método supone crear “momentos que importan”, el pensamiento de diseño juega a favor para entusiasmar, involucrar e inspirar a los candidatos en los distintos momentos del proceso de selección.

Además, involucrar en el proceso a personas de otras áreas brindará una perspectiva disruptiva para encontrar las mejores soluciones digitales.

¿Cómo aplicar Design Thinking en Recursos Humanos?

El proceso para implementar el Design Thinking en tu gestión de Recursos Humanos supone la consideración de algunos puntos esenciales:

1. Ten empatía por sobre todo

Es necesario entender los problemas, necesidades y deseos de tus colaboradores para realmente acertar con la solución. El conocimiento, producto de la interacción con estas personas, es clave para satisfacerlas.

2. Juega con tus materiales

Rotuladores, notas adhesivas, plumones, goma, cámara de fotos... Todo esto te servirá, pues son las herramientas para la comunicación visual, esencial para la metodología

También puedes aplicar este método de forma digital, a través de plataformas de trabajo colaborativo (Google Drive), comunicación (Slack) o prototipado (Justinmind).

3. Cuenta con un equipo diverso

proceso-seleccion-clima-laboral-design-thinking-2

De esta manera, se pueden sumar puntos de vista variados, basados en conocimientos y experiencia sobre distintas áreas. Eso sí, tiene que haber por lo menos una persona que conozca la metodología, para que guíe el proceso.

4. Encuentra un espacio adecuado

Se debe encontrar un sitio amplio y luminoso para que conduzca a un buen estado de ánimo y motive el proceso creativo. Las paredes no deben tener contaminación visual, para poder pegar la información que se genere en la dinámica.

5. Adopta la actitud del diseñador

Se trata de ser curiosos y observadores ante todo. En cualquier detalle podría encontrarse información trascendental para la solución del problema. Finalmente, destierra el miedo al error y míralo como lo que es realmente: una oportunidad.

 

Si ya te has atrevido a implementar algún método, también debes determinar un tiempo prudente para medir su efectividad. 

¿Por dónde empezar? En Krowdy, queremos brindarte una herramienta para conocer e identificar los indicadores que quieras impactar. Además, ingresando los datos de tu gestión, podrás verificar si tus acciones han sido exitosas. Descarga nuestra plantilla con KPIs para medir tu clima laboral aquí.

kpi-clima-laboral

Tags: Recursos Humanos, Reclutamiento y Selección, Marca Empleadora, Clima laboral