6 lecciones que el coronavirus dejó a las empresas

Escrito por Sandra Arenas

Hace más de tres semanas, recuerdo haber estado parada frente al televisor viendo al presidente de Perú, Martín Vizcarra, decretar el aislamiento social obligatorio para frenar la propagación del coronavirus.

No recuerdo qué más dijo o por cuánto tiempo habló, solo recuerdo estar leyendo en mi teléfono mensajes de amigos y compañeros de trabajo. Casi todos esperábamos lo mismo: un comunicado de nuestro centro de labores diciéndonos qué hacer.

En estas tres semanas he vivido, escuchado y leído experiencias buenas y no tan buenas de personas con sus empleadores. A una semana de acabar con la cuarentena, quería compartir algunas lecciones que pude sacar de todo esto, porque sé que la misión de los líderes de una empresa es salvar el negocio, pero también sé que ningún negocio puede salvarse sin un equipo que lo respalde.

1. Nadie estaba preparado

¿Cuántas empresas en este país tenían un “En caso de pandemia, rompa el cristal” que pudieron por fin usar el 15 de marzo? Está bien, hay cosas que no pueden ser previstas. Hasta ahora no llego a pensar en una sola empresa en el país que estuvo preparada para lo que se vino; pero sí pude ver cómo muchas tuvieron la intención de seguir adelante.

La primera respuesta que obtuvimos en Krowdy no fue un plan de acción, fue un anuncio de que todos los líderes estaban pensando en uno. No tienes que tener respuestas inmediatas a todos los problemas; sin embargo, en este tipo de situaciones, el silencio se puede prestar a malinterpretaciones.

kpi-marca-empleadora

2. Los rumores se esparcen rápidamente

Con las redes sociales y los distintos canales de comunicación que manejamos hoy en día, tenemos que estar alertas a las noticias y a las fake news. Una de las mayores pesadillas de las personas que trabajan es escuchar que “la mejor amiga de la chica con la que sale el chico que se sienta al frente de Juan Pérez en Recursos Humanos le contó que-”.

En tiempos de incertidumbre, muchas personas caen en los rumores. Para hacerle frente, deberás mantener una comunicación abierta y constante con tu equipo. Sabemos que no todos serán buenas noticias, pero es mejor que lo escuchen de ti, pues eres el que sabe realmente lo que está pasando y qué es lo que podría pasar más adelante.

No dejes que tu equipo comience con especulaciones. A pesar de no estar en la oficina, estás fomentando un mal clima laboral y que tu equipo deje de confiar en ti como líder.

3. Las denuncias también

¿Recuerdas cuántas denuncias a distintas empresas se hicieron por malas prácticas los primeros días de aislamiento? La gran mayoría se difundió por redes sociales, algunas incluso llegaron a los noticieros. Salieron decretos, abogados laboralistas y denuncias de trabajadores rápidamente.

¿Qué imagen queda de esas empresas ante los ojos del público y de sus propios trabajadores? Cuando todo esto pase, ¿esas empresas contarán con postulantes en sus procesos de selección?

¿Qué cultura organizacional se está defendiendo aquí? ¿Qué valores posee la empresa?

Lamentablemente, una gran cantidad de empresas ha recibido un duro golpe económico. Lamentablemente, un mayor número tendrá que tomar decisiones difíciles. Sin embargo, hacerlo con total transparencia y honestidad mantendrá tu buena reputación y te ayudará a contar con colaboradores agradecidos y más comprometidos con el trabajo.

4. Apóyate en los otros líderes

lecciones-coronavirus-empresas-2

El gerente general no es el único que debe dar anuncios. Recurre a los gerentes de área, a los jefes de equipo, a los supervisores y otros líderes con los que cuente tu empresa. Ellos mantienen un trato más cercano con tus colaboradores. De esta manera, cualquier comunicado será más personal y reforzará los vínculos que tienen los líderes con sus equipos.

5. No pierdas la empatía

Personalizar las comunicaciones te ayudará a entender las preocupaciones de tu equipo y a responderlas con mayor efectividad. Nadie quiere ver peligrar su trabajo, nadie quiere contagiarse, todos quieren saber cómo la empresa solucionará la situación.

Como líder, tienes un equipo bajo tu responsabilidad. Muestra seguridad en tus palabras, entiende su punto de vista y encuentra la manera de hacer que ellos entiendan el tuyo. No te muestres pesimista frente la situación, pero tampoco brindes falsas esperanzas.

No puedes prometer soluciones que beneficiarán a todos, pero sí puedes ofrecer un espacio de entendimiento y comunicación. Verás cómo esto aliviará tensiones.

6. Genera confianza

No hay mejor manera de hacerlo que comunicando. Habla con tu equipo, habla con otros líderes, habla para toda la empresa, habla con una sola persona. Escucha lo que tienen que decir y comparte con ellos para generar empatía, pero sobre todo, confianza.

Recuerda que cualquier mensaje se pierde si es que no eres coherente. Conversa con tu gente, muéstrate siempre disponible, llega puntual a las reuniones (incluso a las virtuales), resuelve dudas que quedaron pendientes, y actualízalos en lo que sepas

La incertidumbre de no saber qué pasará con tu trabajo, la frustración de no poder salir de casa, el estrés de poder contagiarse… Todo suma y todo pesa. Apoyémonos mutuamente.

Ante la coyuntura es importante seguir monitoreando la percepción de nuestros candidatos y cuidar de nuestra Marca Empleadora. Queremos compartir contigo esta herramienta para que no dejes de medir cómo se está viendo afectada la imagen de tu empresa.

kpi-marca-empleadora

Tags: Recursos Humanos, Marca Empleadora, Clima laboral, coronavirus